La Bolsa de Nueva York terminó en alza el lunes, antes del comienzo de la temporada de resultados trimestrales de empresas: el índice Dow Jones subió 0,28% hasta los 13.649 puntos, y el Nasdaq avanzó un 0,13%, para cerar en los 2.670 puntos. El único indicador macro-ecómico de la jornada, fue el de los créditos al consumo en Estados Unidos, que subieron 6,5% en mayo en ritmo anual, después de un alza de 1,1% en abril.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 subió por su parte 0,09% (+1,41 punto) a 1.531,85 unidades. El Dow Jones y el SP 500 están ahora muy cerca de sus récords de cierre, situados en 13.676,32 y 1.539,18 puntos respectivamente. Con excepción del SP 500, que evolucionó durante parte de la jornada en rojo, los índices se mantuvieron en verde casi toda la sesión. El mercado pudo beneficiarse con un leve descenso de los precios del petróleo en Nueva York, que sin embargo tocaron los 73 dólares el barril durante la sesión, así como de una reducción de las tasas obligatorias a largo plazo. Los inversores esperan ahora el comienzo de la temporada de resultados trimestrales de empresas. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 5,159% contra 5,195% en la noche del viernes, y el de los títulos a 30 años a 5,246% contra 5,282%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido inverso a sus precios.