El mercado del otro lado del Atlántico abre sus puertas y lo hace en números rojos. Parece que los inversores se mantienen en compás de espera a los resultados empresariales y, entretanto, optan por deshacer posiciones. Por ello, el Dow Jones cede un 0,18% y marca en los 9.468 puntos su primer movimiento. El S&P500 descuenta un 0.37% de su cotización mientras que el Nasdaq cotiza plano sobre los 2.000 puntos en la apertura.
Habrá ampliación