Tras conocerse que el dato de peticiones iniciales de desempleo cayó fuertemente durante la última semana y que un problema informático no pudo tramitar todas las solicitudes, los inversores de momento no optan por ninguna posición en concreto en la apertura del mercado estadounidense. El Dow Jones sube igeramente un 0,02%, el S&P 500 baja un leve 0,05%, mientras que el Nasdaq se deja un 0,03%. La tendencia de la bolsa neoyorkina también podría cambiar en función a las noticias sobre la situación de Siria.  
"Alea Jacta est". La suerte está echada después de conocerse las peticiones iniciales de desempleo. El número de nuevas solicitudes de desempleo de Estados Unidos descendió considerablemente la semana pasada, aunque la mayor parte de esta bajada apareció se debió a problemas técnicos en el procesamiento de las reclamaciones. Este hecho provoca que no se haya podido realizar una lectura exacta sobre la situación del mercado laboral antes de la reunión que la Reserva Federal tendrá los próximos 17 y 18 de septiembre.

Así, las solicitudes iniciales desempleo cayeron en 31.000 personas a una tasa ajustada estacionalmente de 292.000, según aseguró el Departamento de Trabajo estadounidense en Washington. (Ver noticia)

La responsabilidad ahora recae en el tejado de la Fed, en cuya reunión se podría tomar una determinación sobre el comienzo de la retirada de estímulos a la economía estadounidense. Si bien es cierto que en todo este tiempo ningún miembro de la Reserva Federal ha dado ninguna pista. Todo lo contrario. Los mensajes de diferentes dirigentes han sido contradictorios. Mientras unos han mostrado su opinión de que dar comienzo al tapering de forma inminente es precipitado, otros consideran que se debería empezar ya con una retirada, de manera gradual, de los estímulos a la economía estadounidense.

En cualquier caso, tampoco hoy se ha destapado del todo la duda sino que este dato puede ayudar a los analistas a aventurarse en torno a algún pronóstico. Por el momento, lo que sí consideran los expertos es que ante una caída de las solicitudes de desempleo, la tendencia en Wall Street podría ser decreciente en las próximas jornadas.

También la actualidad estará marcada por la situación de Siria y la posibilidad de que el confilcto con el país árabe se solucione por la vía diplomática sigue reflejándose en el ánimo comprador de los inversores en Estados Unidos que acumulan ya siete jornadas consecutivas en positivo.

Barak Obama está dispuesto a probar la solución por la que apuesta Rusia, que Siria entregue todo su arsenal de armas químicas a la comunidad internacional. Sólo eso podría liberarla de un ataque encabezado por Estados Unidos.

En este entorno, el petróleo continúa muy lejos de los máximos de dos años que alcanzó el pasado día 28 de octubre, cuando el precio del Brent superaba los 117 dólares por barril. Sigue cotizando en el nivel de 111 dólares.

También cede posciones el precio del oro, que cae hasta los 1.360 dólares la onza. El EURUSD se decanta a favor de la divisa norteamricana y se encuentra en el nivel de 1,3275 dólares.

Por su parte, la rentabilidad del bono a 10 años baja un 2,53% hasta llegar a 2,88%.