El gigante minorista de Estados Unidos pagará 876 millones de dólares, unos 612 millones de euros, para adquirir el resto del capital que aún no controla de la empresa japonesa Seiyu. Este precio representa una prima del 61% respecto al precio de cierre de los títulos de la minorista japonesa del pasado viernes. La compañía estadounidense controlaba ya un 50,9% del capital de Seiyu.