El gigante mundial de la distribución Wal-Mart ha batido previsiones aumentando su beneficio un 3% durante el primer trimestre del año.

Wal-Mart registró un beneficio neto de 3.400 millones de dólares (97 centavos por acción) durante el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 3% respecto al mismo periodo del año anterior.

Por su parte, las ventas de la compañía crecieron un 4,4% hasta los 103.400 millones de dólares.

La compañía de distribución ha sorteado de muy buena manera la crisis económica y ha conseguido sacar pecho en un año en el que el consumo se ha contenido especialmente. Wal-Mart supera así las previsiones de los analistas que estimaban para la compañía un crecimiento ligeramente inferior.