Los diferentes informes publicados por el FMI en los últimos días (macro, fiscal y financiero) se centran en un mismo factor de riesgo: economías y mercados emergentes.
¿No hay más factores de riesgo a considerar? ¡En absoluto!. En mi opinión, son tantas las preguntas sin respuesta en este momento que simplemente hay que priorizar. Y simplificar. De hecho, la mayoría de los factores de riesgo a muy corto plazo se centran en estas economías. Además, la falta de información relevante sobre la situación de China no hace más que acentuar la preocupación de forma sistémica (es cierto) sobre el conjunto de estas economías.

¿Preocupaciones? Con el objetivo que he mencionado antes de simplificar al máximo podríamos hablar de:

1.      Ajustes excesos pasados y debilidad económica
2.      Cambio de modelo de crecimiento (China)
3.      El impacto de la inestabilidad de los mercados

Poco que decir con respecto a la primera, salvo que es fundamental que las autoridades sean disciplinadas con respecto a las medidas (reformas) a tomar y ganar credibilidad al ejecutarlas.
Por lo que respecta al modelo de crecimiento, no es fácil. Especialmente en un contexto dominado por la preocupación anterior.
¿Y la inestabilidad de los mercados financieros? Consecuencia en buena parte de los dos puntos anteriores. Pero, también de otros factores exógenos. Y aquí debemos considerar tanto la debilidad del crecimiento mundial como del cambio de discurso de la Fed. Sin olvidarnos, naturalmente de la incertidumbre derivada de la falta de información sobre la situación en China.

El resultado de todo lo anterior es evidente: inestabilidad en los flujos de financiación internacional centrados en estos mercados....
La entrada de dinero internacional hacia estos mercados comenzó a desacelerarse el año pasado para alcanzar en los primeros meses del año su nivel más bajo desde el inicio de la Crisis. Moderación en la entrada de capitales y ventas de activos, entenderemos mejor la pérdida de reservas de estas economías....




¿Sólo el FMI está preocupado por la situación de estas economías? No es así.
Hace algo más de una semana el propio Banco de España publicaba un artículo en su Informe mensual de septiembre titulado: "Una herramienta para analizar las vulnerabilidades de las economías emergentes".

http://www.bde.es/f/webbde/SES/Secciones/Publicaciones/InformesBoletinesRevistas/BoletinEconomico/15/Sep/Fich/be1509-art6.pdf

En definitiva, dada la relativa frecuencia (y virulencia) de las crisis en estos mercados parece necesario fijar un marco para su detección previa en función de sus vulnerabilidades. Pero, lo cierto es que estas vulnerabilidades son una condición necesaria pero no suficiente para se traduzcan en crisis. Pero, a mayor vulnerabilidad mayor probabilidad de crisis. Además, la vulnerabilidad es una consecuencia directa del tipos y de las magnitud de los desequilibrios económicos y financieros que presentan. Es más: a mayores desequilibrios, menos margen de maniobra (o menos/más debilidad de fondo) para que las autoridades de estos países se enfrenten a diferentes shocks...externos o internos. En estos momentos vemos muchos ejemplos de esto último precisamente en Latinoamérica.

¿Mi opinión? Siempre es peligroso generalizar. Pero lo cierto es que los inversores lo hacen de forma recurrente ante un cambio de expectativas hacia el pesimismo y especialmente el pánico. Es importante entonces que sepamos aislarnos de los mercados financieros en este tipo de escenarios para valorar mejor el estado real de las economías. Y que sus autoridades también actúen de forma rápida para hacer más evidentes (e incrementar) estas fortalezas.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España