Las acciones de la aerolínea Vueling han regresado a la cotización casi a las 10:00 horas de la mañana, tras una subasta de volatilidad que se alargaba ante la imposibilidad de casar órdenes de compra y venta. Y lo han hecho con fuertes alzas. A las 10:01 horas, la compañía presidida por Josep Piqué se dispara un 29,5 por ciento y se coloca en los 7,10 euros, un día después de anunciar el cierre de su fusión con la filial de Iberia, Clickair.