El grupo alemán Volkswagen, primer fabricante de automóviles de Europa y tercero mundial, inauguró hoy una factoría en la localidad india de Pune, que ha supuesto una inversión de 580 millones de euros, informó la empresa, que con estas instalaciones eleva a 61 el número de plantas con que cuenta con todo el mundo. La nueva planta iniciará su actividad industrial el próximo mes de mayo con la producción del Skoda Octavia, a la que se sumará la de una versión del Volkswagen Polo específica para el mercado indio, que comenzará a ensamblarse en 2010.