Volkswagen concedió a su principal accionista Porsche  un crédito de 700 millones de euros en marzo para ayudar al grupo a superar un "cuello de botella financiero", según el diario Handelsblatt.