Vodafone anunció hoy un incremento del 14,3% de sus previsiones de ingresos hasta 10.470 millones de libras (11.622 millones de euros) en el último trimestre de 2008 frente a igual período del año anterior, pero se quejó de una caída de facturación de su filial española. Beneficiado por el impacto positivo del cambio de divisas frente a la depreciación de la libra, el operador británico de telefonía móvil revisó al alza los ingresos anuales, que cifró en entre 40.600 y 41.500 millones de libras (45.040 y 46.039 millones de euros). En Europa, los ingresos por servicios crecieron un 13,5% gracias a la mayor fortaleza del euro, que contribuyó en un 14,8% a ese incremento, y a un beneficio del 1,5% de las adquisiciones de empresas, fundamentalmente Tele2.


La caída orgánica de los ingresos fue, sin embargo, superior a la del trimestre anterior, debido sobre todo a los menores ingresos por cada equipo, a una caída de los volúmenes totales y al deterioro del mercado en España. En España se aceleró hasta un 5,8% la caída de los ingresos del servicio orgánico frente al trimestre anterior.
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
Aunque las nuevas tarifas y promociones aumentaron el uso de los servicios por los clientes españoles, estos resultaron en un precio más bajo por minuto, lo cual llevó a su vez a una caída de los ingresos por emisión de voz, señaló la compañía.

La consolidación de las ventas en Alemania, Italia y la estabilización lograda en el Reino Unido no compensaron, según Vodafone, la reducción del negocio en España, como tampoco en Turquía.