Vodafone ha presentado una demanda contra Telefónica para exigir una compensación por los daños y perjuicios que le causó en los primeros años de su asentamiento comercial en España. Para ello, la entidad exige 670 millones de euros de compensación ante las diversas prácticas que Telefónica utilizó para impedir que Vodafone se asentara en el mercado. Vodafone ha presentado dicha demanda en el juzgado de primera instancia de Madrid.