Según el diario económico el dividendo la filial asciende hasta los 600 millones de euros.
Vivo está dando razones más que suficientes para demostrar que 7.500 millones no era un precio caro. La rentabilidad de la filial basileña a la española Telefónica no se ha hecho esperar más y con sonora alegría los dirigentes de Telefónica ven como gracias al 60% que poseen de la empresa, los dividendos ascienden a 600 millones de euros.