A la hora de hacer Trading no vale ser un chapuzas, cuenta, y mucho, la experiencia, la profesionalidad y saber de análisis técnico, pero también, psicología financiera y cabeza fría para no perder en el intento. Si quiere conocer y hacer Trading, apunte los siguientes consejos y operativas:
Mantener la cabeza fría, no dejarse llevar por la euforia y ser experto en análisis técnico es fundamental si se quiere operar intradía por ello, pues algunas tácticas de trading comprende movimientos muy pequeños que, si no se controlan, pueden llevar todo al traste. Es recomendable marcarse claramente unos objetivos y unas posibilidades de inversión y plasmarlo en un “trading plan”, como aconseja Miguel Cedillo, director de análisis de Dracon Partners EAFI. Este “trading plan" se compondría de tres patas:

1ª- Lo más importante es tener un elevado grado de control emocional, componente psicológico del plan.
2ª- Debemos establecer un control del riesgo que nos permita subsistir económicamente en los momentos malos, para que no lleguemos a perder la cuenta.
3ª- Tener un sistema de trading que nos dé las señales de compra/venta”

Más allá de la psicología del trading, debemos preguntarnos qué instrumentos tenemos para hacer trading y cómo ponerse manos a la obra. Así pues, Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, considera que “es necesario contar con productos que nos permitan la posibilidad de operar en los dos lados de la tendencia, como los CFDs o contratos por diferencias”. Con estos productos Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, ve “una excelente oportunidad para hacer trading en divisas y en materias primas aprovechando que están en tendencias muy fuertes”.
En la actual coyuntura del mercado también podemos aprovechar para hacer trading mediante posiciones cortas en tendencias bajistas, lo que para Martín tiene “atractivos adicionales, ya que los movimientos bajistas, por lo general, suelen ser más dinámicos y rápidos que los alcistas y, por tanto, es posible obtener un mayor retorno en un menor espacio temporal”.

Elijamos la estrategia de trading que elijamos, los especialistas coinciden en que siempre se debe hacer uso de stop loss muy claros, pues ni los fundamentales ni la reputación de los valores nos hacen estar tranquilos haciendo trading.
Entre los ratios que no deberíamos perder de vista está “la liquidez”, asegura Alejandro Martín, porque “ésta reflejará la facilidad o la dificultad que tendremos para cerrar una posición en un valor sin sufrir una pérdida importante en un escenario en el que no haya existido una variación del precio”. Para conocer y medir la liquidez de un valor es necesario “observar las horquillas o spreads de los valores negociables o, lo que es lo mismo, el diferencial entre las posiciones de compra y las posiciones de venta y, en Trading, es conveniente intentar evitar valores que presenten un spread muy elevado, ya que operar en ellos implicará comenzar perdiendo un porcentaje que en algunos casos es demasiado suculento y podría lastrar el resultado de nuestra operativa.

Dicen que es difícil parar cuando se está ganando pero no hay que caer en un de los errores más frecuentes al hacer trading: “hacer uso de un apalancamiento financiero demasiado elevado, especialmente usado como efecto multiplicador (invertir en una sola posición un capital muy superior al que dispongo con objeto de multiplicar las consecuencias económicas de una decisión)”, observa Alejandro Martín, pues “esto nos puede llevar a que en un entorno de largo plazo perdamos gran parte de nuestros recursos financieros o incluso la totalidad de ellos”.

Se pueden distinguir multitud de tipos de Trading dependiendo del espacio temporal (intradía, continuo, etc), pero destacamos 3 por sistema operativo:
- Trading Martingala: se basa en que cuanto más pierde el trader, más grandes son sus apuestas, de modo que una ganancia tras una serie larga de pérdidas podría hacerle recuperar lo perdido antes. De este modo, si gano, la siguiente jugada es del monto mínimo autorizado, y, si pierdo, vuelvo a apostar doblando la apuesta.
- Trading Scalping: consiste en abrir una posición, corta o larga, fijando un take profit a pocos pips del precio de entrada y el stop loss a un montón de pips. Entonces, la probabilidad de cruzar la línea de recoger beneficios es abrumadoramente mayor que la de cerrar en pérdidas. De este modo, la mayoría de operaciones se cierran en ganancias, aunque una que se cierre en pérdidas puede anular lo ganado anteriormente.
- Trading Respetable: se abren operaciones simétricas en las que el precio de entrada se sitúa a mitad del camino entre el precio objetivo para cierre en pérdidas y ganancias. Siempre el número de pips arriesgados por operación debe ser razonablemente superior al número de pips de spread que se queda el broker.