El mayor fabricante mundial de aerogeneradores eólicos, Vestas Wind Systems necesita ser capaz de competir con los precios más baratos de los fabricantes chinos, dijeron el martes dos altos ejecutivos de la compañía danesa. Vestas ya está teniendo dificultades por la "tremenda competitividad" de casi tres docenas de compañías locales en China, que producen aerogeneradores de menor calidad, pero mucho más baratos, dijo Juan Araluce, presidente de Vestas Mediterráneo. "Dado que en un par de años (su) calidad mejorará, Vestas necesita estar preparada para competir mundialmente con los precios chinos", dijo. "Si no ganamos en China, los chinos vendrán y tendrán éxito en regiones como Estados Unidos y Europa", añadió Araluce. Los fabricantes de turbinas europeos como Vestas o el español Gamesa Corporación Tecnológica se están encontrando con dificultades para participar en el emergente mercado eólico por los obstáculos normativos y los competidores locales.