La empresa de telecomunicaciones espera un incremento de sus ingresos del 4% al 8% (por encima de las estimaciones de los analistas) y un crecimiento de su EPS (beneficio por acción) del 5% al 8%.

La base de sus estimaciones radica en que calcula vender unos 11 millones de iPhones a lo largo de este año.

Pero Verizon no realiza estas estimaciones sólo a través de estudios internos. Según comentó su CFO Fran Shammo, durante una presentación a inversores, estos cálculos se basan en estimaciones realizadas por consultoras externas.

Shammo añadió que hay muchas otras variables a la hora de realizar estos cálculos, por ejemplo, niveles de oferta de iPhones y el ratio de activaciones de nuevos clientes frente a los que clientes ya existentes que solicitan uno.

Según los cálculos de su CFO, si Verizon vende más de 11 millones de iPhones, su EPS puede alcanzar la parte baja del rango del 5% al 8% debido a las nuevas subvenciones a las que tendrá que hacer frente. Además si Verizon logra vender muchos más de esos 11 millones de iPhones, el crecimiento de su beneficio por acción (EPS) podría incluso situarse por encima de ese rango.