Veolia Environnement, la mayor empresa del mundo relacionada con la gestión de aguas, redujo un 56% su beneficio de la primera mitad del año, hasta 220,3 millones de euros. Sus ganancias han sido inferiores a los 384 millones que esperaba el cosenso de los analistas debido a la menor demanda.