Las ventas de viviendas de segunda mano cayeron en mayo un 2,4% hasta una tasa ajustada anualizada de 4,77 millones de casas. En abril, las ventas aumentaron un 2,4%, dato revisado cinco décimas a la baja.  El dato es peor de lo previsto. Los analistas esperaban de media un aumento del 3% hasta los 4,82 millones de viviendas.