El ministro de Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez, dijo que el incremento de los inventarios de crudo podría obligar a los países productores de petróleo a volver a recortar la producción. "Si los inventarios siguen altos, la OPEP podría tener que volver a recortar la producción en la próxima reunión", dijo Ramírez en la televisión en referencia a la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, que se celebrará el próximo 28 de mayo en Viena.
Ramírez indicó que el precio del petróleo ha encontrado suelo entre los 30 y 40 dólares por barril.

Sin embargo, el ministro y el presidente Hugo Chávez han abogado por un incremento del precio por encima de los 70 dólares por barril.

El ministro venezolano dijo que siguiendo las directrices de Chávez la industria petrolera empezará a crear una red de empresas pequeñas para cubrir las necesidades del mercado, como las reparaciones de oleoductos y otros trabajos no tecnológicos.