El secretario de Estado de Economía, David Vegara, reconoció hoy que el ajuste que está experimentado el empleo como consecuencia de la desaceleración económica se está produciendo sobre la contratación temporal, lo que podría explicar que en el segundo trimestre del año los asalariados con contrato temporal se redujeran en 117.800 personas. Ello, combinado con un incremento de los contratados indefinidamente de 153.400 personas, permitió que la tasa de temporalidad cayera hasta niveles "mínimos", desconocidos desde 1990, situándose en el 29,4%, frente al 30,15% del primer trimestre del año.