El presidente permanente del Consejo de la UE, Herman Van Rompuy, aseguró hoy que la situación económica de España no tiene "objetivamente nada que ver" con la de Grecia y rechazó así los "rumores infundados" que ayer agitaron las bolsas de Madrid y Atenas. En una comparecencia de prensa en Bruselas, Van Rompuy quiso así poner freno a los "movimientos totalmente irracionales" de los mercados financieros europeos e hizo especial referencia a las bolsas de España y Portugal.