La inmobiliaria Urbas Guardahermosa tratará mañana, durante la celebración de su Junta de Accionistas, la refinanciación de la deuda de la compañía, que espera reducir en aproximadamente 80 millones de euros antes del día 31 de julio. Fuentes de la inmobiliaria señalaron que la junta tiene previsto aprobar, además, una emisión de bonos convertibles por un importe de 40 millones de euros, en la que entrarían algunos accionistas de la entidad, con los que la compañía mantiene una deuda, con el objetivo de proceder a su capitalización. El consejero delegado de Urbas Guardahermosa, Juan Antonio Ibáñez, también informará a los accionistas de la empresa del acuerdo firmado entre la inmobiliaria y Marina d'Or para la construcción de 1.500 viviendas en Tánger (Marruecos) por un importe de 70 millones de euros en un plazo de cinco años