Uralita cerró el ejercicio 2009 con un beneficio neto de 10,1 millones de euros, lo que supone una caída del 75% respecto a los 40,2 millones del ejercicio anterior, informó hoy la compañía, que atribuye la reducción del beneficio al fuerte impacto que la crisis financiera y económica tuvo en la actividad del sector de construcción en Europa. La compañía explicó que este descenso de la actividad hizo disminuir la demanda de viviendas y, en general, del resto de actividades del sector, aunque la reducción de actividad fue diferente según las distintas las regiones en las que opera.