Uralita cerrará cuatro de las trece fábricas de tejas que tiene en España y presentará un expediente de regulación de empleo (ERE) en esta división de negocio, que pasa por la extinción de hasta 140 puestos de trabajo y la suspensión temporal de otros ochenta, informó hoy el fabricante de materiales de construcción. La sociedad atribuyó estas medidas a la necesidad de adaptar la capacidad productiva de este negocio a la caída de la demanda derivada del actual contexto económico. Las plantas que cerrarán son las ubicadas en Alfaro (La Rioja), Monjos (Barcelona), Sevilla y Zambrana (Álava).