La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) considera que el proyecto de reforma de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista es "insuficiente" para frenar la desaparición de pequeños establecimientos, pese a que respeta "escrupulosamente" la Directiva Europea de Servicios. En un comunicado, UPTA defiende que los criterios económicos, que en la nueva normativa desaparecen como justificación para denegar licencias de apertura, "son los prioritarios que deberían haberse tenido en cuenta para evitar la pérdida del pequeño comercio tradicional". No obstante, reconoce que su defensa "ya se perdió" en el ámbito de la discusión comunitaria.