El presidente de Unión Fenosa, Pedro López Jiménez, ha señalado que los resultados del primer trimestre del año -que la eléctrica presentará mañana- estarán "en línea con el crecimiento de dos dígitos" previsto. Eso sí señala que se puede producir “alguna desviación coyuntural por la venta de la compañía filipina Meralco y la operadora de telecomunicaciones Auna”, actual Orange. Para todo el ejercicio, la tercera eléctrica del país podría duplicar el resultado recurrente de 2005: con lo que podría ganar 921 millones. La Junta de Accionistas de la entidad ha aprobado la reorganización del Consejo de la entidad, en el que se incluye por primera vez a una mujer: Maria Victoria Vázquez, por Caixanova.
Los accionistas de Unión Fenosa también han dado el visto bueno al nombramiento de Vicente Sala en representación de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), que cuenta con el 5,15 por ciento de la eléctrica. En el nuevo Consejo de Administración, formado por 20 consejeros en lugar de 22, ACS, principal accionista de la compañía eléctrica con el 45,3 por ciento del capital, pierde un asiento y se queda con diez. Apuesta por el carbón y la energía nuclear Lopez Jiménez ha asegurado que "esta en marcha un renacimiento nuclear en el mundo" y que eso podría tener en España una serie de impactos económicos. Eso sí, es conciente de que “mientras no haya un cambio en una postura alemana" no variará de rumbo la situación en Europa respecto a la energía nuclear, para recordar también que se trata un asunto que "no está en sus manos porque es un tema político". El presidente de Unión Fenosa ha subrayado que la creciente dependencia de los grandes países consumidores y las incertidumbres políticas –que provocan precios récord del crudo- hacen que el carbón recupere su espacio en el panorama energético mundial. A su juicio, la generación eléctrica no puede prescindir del carbón porque “es, hoy por hoy, la forma más barata de producir electricidad y además ofrece seguridad de suministro”. Objetivo: seguir creciendo con rentabilidad El presidente de Unión Fenosa ha asegurado que la compañía presenta un accionariado y unos resultados sólidos en 2007 y que seguirá los movimientos de su entorno, aunque centrada en su objetivo principal de seguir creciendo con rentabilidad En la Junta de Accionistas de la tercera eléctrica de nuestro país, López Jiménez ha asegurado que el posicionamiento de la empresa permite mantener una visión optimista en un entorno económico y energético con incertidumbres. De hecho, sus resultados del primer trimestre –que se presentarán mañana- arrojarán un crecimiento de dos dígitos, mientras que si miramos a todo 2008, el máximo responsable de la eléctrica ha adelantado que el beneficio neto recurrente (sin extraordinarios) de este año podría duplicar el resultado recurrente del año 2005, lo que supondría alcanzar los 921 millones de euros. Y es que , según los datos recogidos en la memoria de la eléctrica, el resultado atribuible recurrente del año 2005 fue de 460,5 millones de euros. Fin de las tarifas eléctricas El presidente de Unión Fenosa, Pedro López Jiménez, ha aprovechado la Junta de accionistas para lanzar un claro mensaje al ejecutivo: que aborde la desaparición de las tarifas eléctricas reguladas y que se restrinja el número de usuarios que puedan acogerse a las futuras tarifas de último recurso. Considera que “suponen un elemento que daña la rentabilidad de las empresas”. A su juicio, tanto la tarifa de último recurso, como el déficit de tarifa, “dañan la rentabilidad, crean inestabilidad en el sector y restan atractivo a las inversiones. López Jiménez ha dejado claro que la liberalización y la incorporación de mecanismos de mercado son el mejor medio para lograr una mayor competitividad. La Ley del Sector Eléctrico estipula la desaparición de las tarifas reguladas a partir de enero de 2009, fecha en la que serán sustituidas por las denominadas tarifas de último recurso, a las que podrán acogerse los consumidores domésticos y las pymes. López Jiménez ha alertado sobre "las tentaciones" de limitar los precios de la electricidad para reducir las presiones inflacionistas en la economía. En la misma línea, el vicepresidente y consejero delegado, Honorato López Isla, ha apostado por tomar medidas para atajar los problemas derivados del déficit de tarifa, por lo que confía en que el nuevo Gobierno afronte el déficit "con la urgencia que requiere". Rumores corporativos El presidente de Unión Fenosa se ha mostrado reacio a comentar los rumores de posibles operaciones corporativas en el sector, para descartar que la acción se vea beneficiada o perjudicada por los insistentes comentarios. Respecto a compra de activos de gas en Italia, López Isla ha señalado que no se está analizando la venta de este tipo de activos por parte de Enel. En este momento, la italina estudia esta posibilidad para reducir deuda, incluyendo sus redes de distribución de gas. Fenosa y Enel tienen una sociedad conjunta de renovables al 50 por ciento, Enel Unión Fenosa Renovables (EUFER). En este sentido, los responsables de la eléctrica destacan que se mantiene sin cambios la relación con Enel en la sociedad conjunta de renovables, Eufer. Aún así, reconocen que la nueva condición del grupo italiano de principal accionista de Endesa con un 67 por ciento del capital podría provocar conflictos de interés, por lo que será necesario gestionar la sociedad con "especial cuidado". Split y dividendos Los accionistas de la eléctrica han respaldado el pago de un dividendo complementario el próximo 1 de julio de un euro por título, cantidad que se añade a los 0,62 euros ya abonados a cuenta el pasado 2 de enero. En total, la eléctrica ha elevado un 55,8 por ciento la cuantía del dividendo. La Junta de Unión Fenosa ha aprobado también un split (desdoblamiento del valor nominal) de sus acciones, en la proporción de tres títulos nuevos por cada uno antiguo, para aumentar la liquidez de la compañía. Este split se ejecutará el próximo 14 de julio.