"Seguimos interesados en los activos resultantes de la OPA sobre Endesa, al igual que lo están el resto de competidores", señalaron las mismas fuentes, por lo que indicaron que la compañía sigue con atención la resolución de este largo proceso, que aún tiene trámites por cumplir y que, por tanto, puede prolongarse. Además de la fórmula que establezca Industria de subasta o compra de los activos, la compañía está a la espera de conocer "de qué activos se trata finalmente", para ver si encajan en su estrategia empresarial. En su dictamen de julio a la OPA de E.ON, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) estableció que el grupo alemán debía desprenderse de activos nucleares de Endesa y de carbón, así como de los sistemas insulares y extrapeninsulares, que en conjunto sumaban un tercio de la capacidad de generación de la eléctrica en España.