Unicredit, el mayor banco de Italia, que el pasado domingo recurrió a una ampliación de capital de 6.600 millones de euros para afrontar la crisis financiera mundial, admitió que su error fue no prever que ésta iba a ser "tan profunda y tan larga", dijo el consejero delegado de la entidad, Alessandro Profumo. Asimismo, el consejero delegado de Unicredit comentó que algunas de las actuaciones de la entidad en los últimos meses, como la compra de bancos en Ucrania y Kazajistán y la fusión con el banco italiano Capitalia, quizá fueron exageradas si se tiene en consideración el rumbo que ha tomado la economía mundial.