La familia Ruiz-Mateos conservará las facultades de administración y disposición sobre los bienes, derechos y obligaciones de su patrimonio.
El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Cádiz ha declarado el concurso voluntario de acreedores de las sociedades de Nueva Rumasa Zoilo Ruiz-Mateos, Unión de Grandes Bodegas, Bodegas Valdivia de Cádiz, Bodegas Teresa Rivero y Complejo Bodeguero Bellavista, que suman un pasivo de 231 millones de euros.