Florencio Fernández,  ex consejero de Caja Castilla La Mancha (CCM) exculpó hoy al ex presidente de la entidad, Juan Pedro Hernández Moltó, de la intervención de la caja, y afirmó sentirse "engañado y denigrado" por el estamento ejecutivo, al mismo tiempo que lamentó que a todos los integrantes del consejo de administración se les trate ahora como "cabezas de turco". En declaraciones a Europa Press y tras la comparecencia ayer del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, reprochó a todos aquellos que forman parte del estamento ejecutivo de CCM, no haberles explicado la situación real que estaba atravesando la entidad. "Me siento engañado", remachó. A renglón seguido, explicó que el consejo de administración, convertido hoy en "cabeza de turco", es un consejo "no profesional, no ejecutivo y no remunerado", que durante este tiempo ha aprobado todas aquellas operaciones crediticias que llegaban con informes favorables por parte de la sección de riesgos.