Arthur Levinson, un directivo de Apple, dimitió como consejero en Google, una decisión que resuelve un posible conflicto de intereses que preocupaba a la Comisión Federal de Comercio, según ha informado el buscador de Internet. La dimisión de Levinson del Consejo de Administración de Google evita que la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) siga investigando a los dos gigantes tecnológicos por una posible violación de la ley antimonopolio.