El banquero argentino Enrique Eskenazi lidera la carrera para quedarse con el 25 por ciento de la petrolera YPF, filial argentina de la española Repsol-YPF, según el diario local La Nación. Este rotativo asegura que el empresario estaría dispuesto a desembolsar entre 300 y 500 millones de dólares en efectivo, que con la financiación de tres entidades podría alcanzar el montante necesaria y que asciende a 3.000 millones de dólares. Repsol-YPF estudia vender a un socio privado argentino la cuarta parte de su filial argentina, y colocar otro 20 por ciento en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.