Un 65,5 por ciento (5.495 empleados) de la plantilla de SEAT ha aceptado la congelación salarial propuesta por UGT para optar a la fabricación del nuevo Audi Q3 en Martorell, informó en una nota el presidente del Comité intercentros de la empresa Matías Carnero. En la consulta, que se inició a las 05.45 horas de ayer y finalizó sobre las 02.30 de esta madrugada, participó un 76,36 por ciento de la plantilla "con absoluta normalidad", según Carnero. En contra de la congelación salarial se contabilizaron 2.611 votos (un 31,1 por ciento de la plantilla), mientras que un 2,6 por ciento de sufragios fueron en blanco y un 0,8 por ciento, nulos. El referéndum se celebró en tres centros de Seat: en Martorell (Barcelona), en Zona Franca y en el centro de recambios.