El 10,3% de las empresas españolas se encontrará en un elevado riesgo de impagos en los próximos doce meses, según el último estudio elaborado por Iberinform, la empresa de información comercial y financiera del grupo Crédito y Caución. El 7,8% de las empresas se encuentra en el grupo de máximo riesgo, las que incumplen sus obligaciones, a las que se suman el 2,5% de las empresas que tienen una probabilidad superior al 70% de comenzar a incumplir con sus relaciones comerciales a lo largo del próximo año. El mayor grado de morosidad prevista se concentra en Baleares, donde el 27,3% de las empresas se encuentra en situación de máximo riesgo.
Le siguen Asturias, con el 16,3%; Andalucía, el 15,1 y la Comunidad Valenciana, con el 14,4%. Los niveles más bajos de morosidad en empresas se registran en País Vasco, con el 5,5%; Navarra, con el 5,6% y La Rioja, con el 5,9%. Según el informe, las empresas con un alto grado de morosidad se corresponden con sociedades "muy vulnerables" a variaciones negativas de su entorno económico, lo que las hace más propensas al incumplimiento. "La transmisión de la morosidad entre clientes y proveedores es responsable de una de cada cuatro situaciones de insolvencias empresariales", según el director general de Iberinform, Andrés Ohlsson.