El aval del Estado sueco para respaldar el crédito de 400 millones del Banco Europeo de Inversiones al fabricante de automóviles Saab encaja dentro de las normas de la Unión Europea que permiten subvenciones públicas en momentos de seria crisis económica, dijo el lunes la Comisión Europea. La comisiaria de Competencia europea, Neelie Kroes, señaló: "El aval estatal contribuirá a la aplicación del plan de negocio de Saab sin dar pie a ninguna distorsión indebida de la competencia". El dinero se empleará en un proyecto de inversión de 1.000 millones diseñado para mejorar el consumo eficiente de combustible y la seguridad de los automóviles de Saab.