UBS, el mayor banco de Suiza, redujo un 18% su beneficio del primer trimestre por caída en los ingresos.
El beneficio neto fue de 1.810 millones de francos (1.400 millones de euros) desde los 2.200 millones de hace un año, mientras que los analistas esperaban 1.690 millones.