El banco registró en el tercer trimestre de 2010 un beneficio neto de 1.664 millones de francos (1.228 millones de euros), frente a una pérdida de 564 millones de francos en igual fecha del año anterior.  El resultado neto de UBS entre julio y septiembre de este año supone un descenso del 17% respecto al beneficio neto del segundo trimestre, que fue de 2.005 millones de francos.
El resultado ha superado las previsiones del mercado. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media unas ganancias de 825 millones de francos. UBS obtuvo entre julio y septiembre de 2010 una entrada neta de dinero por valor de 1.200 millones de francos (885 millones de euros), mientras que en el trimestre anterior registró salidas de 4.700 millones de francos.