El banco suizo UBS, una de las principales víctimas de la crisis financiera, adelantó hoy que espera cerrar el primer trimestre de 2010 con un beneficio antes de impuestos de unos 2.500 millones de francos suizos (1.730 millones de euros), lo que supone el mejor resultado de la entidad helvética en prácticamente tres años. El banco, que el pasado 30 de marzo ya había informado de que los ingresos de su división de renta fija, divisas y materias primas (FICC por sus siglas en inglés) eran "ligeramente inferiores" a 2.300 millones de dólares (1.705 millones de euros) entre enero y marzo, presentará sus cuentas del primer trimestre el próximo 4 de mayo.