El Producto Interior Bruto (PIB) de Turquía experimentó en el segundo trimestre del año una expansión del 8,8% respecto al mismo periodo de 2010, según los datos a precios constantes calculados por la agencia turca de estadística, TurkStat, lo que intensifica los temores a un sobrecalentamiento de la economía otomana. El ritmo de crecimiento del PIB de Turquía supera así ampliamente los pronósticos de expansión de entre el 6% y el 8% del consenso de analistas, tras crecer en los tres primeros meses del año un crecimiento del 11,7%, el más alto del mundo en el primer trimestre del año, según informa Invertia.