Condesa, compañía que se dedica a la fabricación de tubos, está controlado por la familia Uribarren Irebecampos, que a través del vehículo inversor Bagoeta controla una participación próxima al 18% en el capital de Tubacex. BBVA, principal socio de la empresa con el 23% del capital, seguirá siendo accionista de referencia del fabricante de tubos sin soldar. Los títulos de Tubos subían un 5% en el momento de ser suspendidos durante la jornada del lunes.