El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, está listo para actuar preventivamente contra la inflación en la zona euro si es necesario, añadiendo que los últimos datos confirman riesgos al alza para la previsión de los precios. El aumento de los precios seguirá 'significativamente' por encima del 2% en próximos meses en la zona euro y sólo bajará moderadamente a lo largo del presente año, dijo. Trichet dijo también que los riesgos para la previsión de crecimiento siguen a la baja.
Además, dijo que la evaluación del banco central sobre mercados financieros aún conlleva incertidumbre sobre su potencial impacto en la economía real, añadiendo que el BCE vigilará todos los movimientos 'muy de cerca'. El banco central aún espera que el crecimiento del PIB de la zona euro esté alrededor de su potencial, aunque vaticinó un crecimiento moderado en el cuarto trimestre de 2007. Los fundamentales de la economía de la zona euro son sólidos, dijo, pero advirtió de que la incertidumbre sobre la previsión de crecimiento sigue alta y que los riesgos para la misma siguen estando a la baja.