El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha señalado que existe el riesgo de que el crecimiento de la zona euro se ralentice por debajo del 2% en 2008. En una entrevista con la cadena de televisión Euronews, Trichet también ha insistido en que el BCE se asegurará de que el reciente repunte de los precios de la energía y comida no tenga un efecto en cadena en los salarios y precios.
Por otro lado, Klaus Liebscher, miembro del consejo de gobierno de la institución monetaria, ha señalado en un comunicado publicado en el diario austriaco Kurier que el Banco Central Europeo (BCE) hará todo lo que haga falta para devolver la inflación de la zona euro a un nivel inferior al 2%.