El Tribunal de Apelación de París no ha aceptado la demanda del grupo español de suspender la decisión de la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) que invalidaba su opa sobre el francés Eiffage y le obligaba a lanzar una oferta alternativa. El Tribunal, no obstante, toma nota de que la AMF se ha comprometido a no hacer efectiva esa obligación de una nueva opa sobre Eiffage, que contenga al menos una opción en efectivo, mientras la justicia no se pronuncie sobre el fondo del contencioso, algo que tardará por lo menos tres o cuatro meses. La responsable de asuntos jurídicos de la AMF había asegurado el pasado martes al juez, durante la audiencia que condujo al dictamen de hoy, que suspendía la ejecución de esa imposición a Sacyr hasta que no haya un pronunciamiento sobre si la primera opa del grupo español infringió o no la normativa bursátil francesa.