El deshielo en la guerra comercial entre Estados Unidos y China parece que ha animado a los mercados de valores al alza en este final de marzo. Sin embargo, el Ibex 35 continúa goteando a la baja y con mucho valores tocados a nivel técnico. El selectivo español se deja un 5,7% en lo que va de 2018 y en los últimos doce meses cae un 4,7%.

Con rentabilidades negativas los inversores deben ser más exhaustivos a la hora de seleccionar compañías. Una de las opciones es aprovechar los descensos para tomar posiciones en compañías ‘baratas’ por PER (ratio precio-beneficio) como son IAG, ArcelorMittal, BBVA, Repsol o Mapfre, pese a que alguna de ellas no vive su mejor en el parqué.

Pero otra opción es elegir valores que se encuentran bien a nivel técnico y además están resistiendo a la tendencia lateral bajista que se impone en el índice nacional desde mayo de 2016, hace ya casi un año. La tensión política en Cataluña y la falta de concreción en la normalización monetaria por parte del Banco Central Europeo (BCE) han lastrado al Ibex en los últimos meses, pese a que los beneficios de las compañías cotizadas en el índice han aumentado un 27% en 2017, según las cuentas remitidas ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a falta de Siemens Gamesa.

 

 

En concreto, las 34 empresas del Ibex sin la fabricante de aerogeneradores consiguieron unos beneficios al cierre del ejercicio 2017 de 43.357 millones de euros frente a los 34.100 millones de euros de 2016 hasta máximo de 2010, cuando los países de la Eurozona sufrieron la crisis de la deuda soberana.

Entre los mejores valores que recogen los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión, que valoran una compañía por su evolución en las últimas 200 sesiones de bolsa, Aena, Colonial y Merlin Properties cuentan con una nota de diez sobre diez. Esto es, tienen una tendencia alcista tanto a largo como a medio plazo, el momento total es positivo, la volatilidad decreciente y el volumen creciente.

Entre las tres compañías, la que cuenta con un mayor potencial de revalorización es Merlin Properties. El consenso de los analistas que recoge FactSet le da un recorrido al alza a las acciones de la socimi del 7,7% hasta los 13,05 euros desde los 12,1 euros actuales. En lo que va de año los títulos de la compañía que lidera Ismael Clemente consiguen un retorno del 7%, mientras que en los últimos doce meses se revaloriza un 20,4%.

Entre los elementos atractivos de la socimi aparecen la rentabilidad por dividendo del 3,8%, un beneficio por acción (BPA) de 0,61 euros y un ROE (rentabilidad sobre recursos propios) del 20,89%. Por PER no está barata después de haber tocado máximos históricos este mismo mes en los 12,24 euros por acción y llega a 19,85 veces al cierre de 2017, mientras que su PER estimado para los próximos doce meses es de 18,35 veces. Otro de los ‘catalizadores’ alcistas que presenta Merlin es que cuenta con el favor de los analistas del mercado: 10 de los 13 analistas que la siguen recomiendan comprar sus acciones y el resto por mantener, según recoge FactSet.

 

 

Colonial es, entre estas tres acciones, la que mayor revalorización se anota desde marzo de 2017, ya que se revaloriza un 33%. En lo que va de año consigue una revalorización del 8,8%, lo que convierte en el segundo valor más alcista del Ibex 35, sólo por detrás de Siemens Gamesa que se apunta una subida del 12,5% y por delante de Merlin Properties.

La rentabilidad por dividendo de Colonial es del 1,87%, su precio por valor en libros es algo más alto del que presenta Merlin hasta los 1,09 veces su ROE es del 23,16%. Sin embargo, el PER de la compañía que dirige Juan José Brugera es el segundo más alto del Ibex 35 hasta las 33,44 veces sólo por detrás de Cellnex que llega hasta las 67,63 veces, lo que le convierte en estos términos en una acción ‘cara’. Sus subidas en el mercado le han dejado ajustada a su potencial, ya que el consenso de los analistas de FactSet le da un precio de 9 euros.

La compañía catalana es una de las inmobiliarias ‘supervivientes’ a la crisis económica española como Realia, Inmobiliaria del Sur, Montebalito y Urbis, estas dos últimas todavía un reflejo de lo que fueron. Fundada en 1946, es la segunda empresa ‘ladrillera’ cotizada más antigua sólo por detrás de Inmobiliaria del Sur y ha vivido todas las etapas del sector hasta convertirse en una socimi especializada en el alquiler de oficinas en zonas ‘prime’ de Madrid, Barcelona y París. Su último gran hito fue la OPA a Axiare en febrero, por lo que controla el 87% de la socimi madrileña.

 

 

Aena es otra de las historias de éxito de la bolsa española y desde su debut en el parqué el 11 de febrero de 2015 consigue una revalorización del 133%. En los últimos doce meses sube un 17,7%, aunque en lo que va de 2018 desciende un 3,4%. El beneficio por acción de Aena es de 8,21 euros y tiene una rentabilidad por dividendo del 4%, mayor que el ofrecido por ambas socimis.

Las acciones del operador de los aeropuertos españoles tienen un potencial del 5% y el precio objetivo se sitúa en los 171,2 euros por acción. El PER de Aena llega a las 19,53 veces, mientras que cotiza en la actualidad con un precio por valor en libros de 4,29 veces, superior también a Colonial y Merlin Properties.