Tras el enorme susto de ayer la calma vuelve al Wall Street. El parqué estadounidense vuelve a las subidas y los principales índices se colorean de verde tras unos primeros minutos de cotización negativa ¿la razón? La mejora del mercado laboral. El aumento del empleo durante el mes de abril en EE.UU. hace que los inversores impulsen un 0,48% al Dow Jones hasta los 10.571 puntos, un 0,42% al Nasdaq y un 0,52% al S&P 500. En el mercado de divisas el euro rebota ante la calma tensa de los mercados europeos y sube a 1,27 dólares, mientras que el barril de petróleo registra una leve alza hasta los 77,73 dólares.
Pánico, con este calificativo se podría catalogar la tensión de ayer en el mercado de renta variable estadounidense. A las 19:45 hora española, el Dow Jones se descolgaba un impresionante 9,12% haciendo perder al índice 1.000 puntos en tan sólo una hora. No se veía una caída así desde el “crash” de 1987. Entre las razones de esta bajada en picado pesa la hipótesis de que un broker se equivocó a la hora de dar una orden de venta en los títulos de Procter & Gamble y esto propició en cadena otras ventas.

Finalmente, el Dow Jones cerró con una caída del 3,19%, una bajada que Miguel Freijo, jefe de ventas de IG Markets dice que “son caídas razonables que el mercado recoge con tranquilidad”, y así lo demuestran las subidas de hoy.

En cuanto a los datos que han propulsado estos avances, están las cifras de nóminas de empleos no agrícolas que aumentaron en 290.000 el mes pasado, su mayor subida desde marzo del 2006, si bien el paro subió de 9,7% al 9,9%.

En el ámbito empresarial, los resultados presentados hoy por AIG dejan un panorama positivo. American International Group concluyó el primer trimestre del 2010 con una ganancia de 1.4560 millones de dólares favorecidos por la disminución de los gastos de reestructuración y las rebajas contables por seguros. Hoy el valor sube un 2,56%.

No tan buenas fueron las cuentas de AES registró durante el primer trimestre una ganancia neta de 187 millones de dólares, ó 27 centavos por acción, un descenso del 14% frente al beneficio de 218 millones del mismo periodo del año anterior. La energética hoy se descuelga un 2,8%.