El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, advirtió hoy de que no retrasar la edad legal de jubilación hasta los 67 años obligaría a tomar "otra alternativa" que podría congelar o rebajar las pensiones. "Si no se retrasara la edad legal, se debería afrontar otra alternativa que podría congelar o rebajar las pensiones", afirmó Granado en rueda de prensa para evaluar los datos del paro de enero. En este sentido, el responsable de la Seguridad Social ilustró su argumentación con el caso de Alemania, donde se han congelado las pensiones durante cuatro años consecutivos, y justificó la reforma del sistema de "cobrar más tarde" con el fin de evitar "pensiones más bajas".