El consorcio que lideran Texas Pacific Group (TPG) y British Airways ha aplazado la presentación de su oferta formal por el 100% de Iberia para negociar con Caja Madrid, después de que la caja haya acordado la compra de las participaciones de BBVA y Logista en el capital de la aerolínea, informaron a Europa Press fuentes conocedoras del proceso. "Ahora ya hay que renegociarlo todo. Lo que se ha hablado hasta ahora de poco vale", señalaron las mismas fuentes. Los movimientos de la caja presidida por Miguel Blesa en el capital de Iberia, que la posicionarían como principal accionista con el 23,4% del capital y clave en el proceso de venta, llevarán al consorcio a buscar su apoyo.
"No es lo mismo negociar por cuánto se vende, que al final es sí o no, que negociar un proyecto de gestión", agregaron. "Si Caja Madrid no vende, y no va a vender, hay que pactarlo todo con ella. Eso cambia totalmente la dinámica del proceso y aplaza cualquier movimiento". Por lo tanto, el consorcio se ha visto obligado a "retrasar todos los plazos", aunque no tuvieran un calendario establecido ni cerrado, e incluso cabe la posibilidad de que finalmente no formule una oferta formal si ésta no cuenta con la aceptación de los accionistas de Iberia. El consorcio había hecho público un precio orientativo de 3,6 euros por acción, lo que supone valorar la compañía aérea española en 3.413,03 millones de euros. Es el mismo precio pactado por BBVA y Logista para venderle a la caja madrileña sus participaciones en Iberia. El grupo formado por TPG, British Airways, Vista Capital, Ibersuizas y Quercus siempre ha mostrado su intención de que la oferta por Iberia fuera amistosa, lo que supondría contar con el visto bueno de todos los accionistas del 'núcleo duro' de la compañía que, si Caja Madrid concreta la compra de los paquetes de BBVA y Logista, estará integrado sólo por la propia caja y El Corte Inglés, con un 2,9% del capital. Asimismo, el consorcio busca que la aerolínea considere que su oferta "es la más adecuada" para su futuro. En este sentido, las fuentes consultadas destacaron la importancia del papel que juega British Airways como socio industrial que ayudará a "potenciar el aeropuerto de Madrid-Barajas", ya que la británica no puede crecer en su ya saturado 'hub' --centro de interconexión de vuelos-- de Londres-Heathrow. Mientras que Air France-KLM y Lufthansa, si finalmente optan por participar en la puja y acaban tomando el control de Iberia, podrían discriminar el crecimiento de Barajas en favor de sus 'hubs' de París Charles-de Gaulle y Francfort, respectivamente. La estructura inicial del consorcio daría a la aerolínea británica un 15% del capital de Iberia, y TPG se quedaría con el 34% restante hasta alcanzar el 49%. Vista Capital, Ibersuizas y Quercus se repartirían prácticamente a partes iguales el 51% del capital, aunque se prevé que el porcentaje de Vista exceda un poco del tercio exacto y el de Quercus sea más bajo. Ocho meses desde el interés en solitario de TPG Ya han pasado ocho meses desde que Iberia comunicara a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el interés de TPG en lanzar una oferta. Después de la apertura condicionada de los libros de Iberia, el consorcio trabaja en la formulación de la oferta, para la que ya tiene la financiación comprometida. Así, por el momento, Iberia no tiene sobre la mesa ninguna oferta formal, ya que el otro consorcio interesado, liderado por Gala Capital, aún no ha recibido la información solicitada sino la disposicion de Iberia a estudiar "próximamente" si se la ofrece. Gala está respaldada por el ex presidente de Fadesa Manuel Jove, y la empresaria Alicia Koplowitz. También apoyarán la propuesta varias cajas de ahorro regionales que podrían estar encabezadas por la BBK, presidida por Xabier de Irala, además del presidente de Globalia, Juan José Hidalgo. Por otro lado, se está fraguando la oferta del grupo liderado por los empresarios Javier Salas --ex presidente de Iberia y del INI--, José María Castellano --ex consejero delegado de Inditex-- y Miguel Zorita --ex vicepresidente de Deloitte--, en la que no contaría entre sus socios inversores o industriales ninguna compañía aérea, ni española ni europea.