El Consejo de Iberia debe analizar en su reunión de este jueves las peticiones de información por parte de los interesados en comprar la compañía, así como los movimientos en su accionariado, aunque fuentes de la aerolínea han indicado que no se puede afirmar que esté en el orden del día. No obstante, "lo normal" es que se ofrezca a Gala Capital la misma información que se dio en junio al consorcio encabezado por Texas Pacific Group (TPG) y Bristish Airways (BA) para su estudio, pero que no se amplíe ésta. La situación ha cambiado tras el anuncio dado por parte de Caja Madrid de aumentar su participación desde el 10 hasta el 23,4 por ciento, después de comprar sus participaciones al BBVA y a Logista a un precio de 3,6 euros por título. La caka madrileña es ahora el socio de referencia de Iberia.
No obstante, en este Consejo cualquiera de los otros socios de llamado núcleo duro puede ejercer su derecho de tanteo a la oferta realizada por Caja Madrid, y de ser así se debería repartir ese 7 por ciento (del BBVA) entre todos los interesados. Fuentes de BA, Logista y El Corte Inglés han señalado que no se pronuncian sobre su derecho de tanteo, y en el caso de la aerolínea británica ha añadido que continúan estudiando su posición ante la venta de Iberia. A esta compra-venta de acciones se suma la adquisición del 6,45% que poseía Logista de Iberia, dado que una vez que se apruebe la opa de Imperial Tobacco sobre Altadis, la intención anunciada por parte de los compradores era segregar y vender algunos de los negocios no considerados estratégicos, entre ellos el de la aerolínea. Posibel retraso en el análisis de ofertas Esta serie de cambios accionariales internos de los socios mayoritarios de la aerolínea pueden suponer un retraso en el análisis de las ofertas que hasta ahora se han lanzado sobre Iberia, la del consorcio encabezado por TPG-BA y la del fondo Gala Capital, así como la, aún no concretada, integrada por empresarios catalanes y madrileños, y con el ex-presidente del INI Javier de Salas a la cabeza. La oferta de TPG-BA y de los socios españoles Vista Capital, Ibersuizas y Quercus mantiene un precio de 3,6 euros por acción, aunque esta cantidad podía elevarse hasta 3,8 euros. Analizada ya la información dada por Iberia, su propuesta de compra podría ser presentada a mediados de diciembre. En cuanto a Gala Capital, grupo que ha anunciado una propuesta con una valoración por acción situada en una horquilla de 3,6 a 3,9 euros por acción, cuenta con la presencia de la familia Del Pino, dueña de Ferrovial, y Manuel Jove, ex propietario de Fadesa, así como con la BBK, con Xabier de Irala a la cabeza, y del presidente y dueño de Globalia, Juan José Hidalgo. La tercera posibilidad parte de un grupo de empresarios que encabeza Salas, y en el que se encuentran José María Castellanos, ex-consejero delegado de Inditex, y Miguel Zorita, ex-presidente de Deloitte, así como la presidenta de Barcel Euro, Liliana Godia, Félix Revuelta, dueño del Grupo Kiluva, y Alberto Costafreda, ex-propietario de Panrico. Los accionistas del núcleo duro con representación en el Consejo de Iberia, tienen el 36,50% del capital y está integrado por Bristish Airways (10%), Caja Madrid, El Corte Inglés (2,90%) y varios fondos y entidades financieras, el 0,64%. El resto del capital está en manos de la SEPI, el 5,2%, y en la Bolsa, el 57,99% restante