Toyota se ha alzado al primer puesto de la clasificación mundial de ventas en el primer semestre del año por delante del estadounidense General Motors. El gigante nipón vendió 4.71 millones de unidades, por 4,67 millones de su rival, que se beneficia de las fuertes ventas en el extranejero, especialmente de Estados Unidos.