La firma de automoción ha adelantado que obtuvo un beneficio de 2,2 millones de dólares (200 millones de yenes) en su primer semestre fiscal. Este resultado está por encima de las estimaciones de los expertos que esperan pérdidas de 9,5 millones de euros.