Toyota España alcanzó unas ventas de 14.648 unidades durante el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 27,5% respecto al mismo período de 2009 y le confiere una cuota de penetración del 5,2%, informó la compañía.
Además, la filial española de Toyota sigue trabajando en las campañas de revisión del pedal del acelerador y del sistema de ABS de la tercera generación del Prius, que se encuentran en "fase de ejecución".